DYLAN. Yo viví toda mi vida (hasta que fui rescatado) encerrado y abajo de un lavadero. Cuando llegué a esta Asociación estaba yo tan enojado con los humanos que no dejaba que nadie me tocara, tampoco convivía con perros, pero aprendí con el tiempo, con paciencia y cariño que los humanos también son buenas personas y que podemos confiar en ellos, así que ahora soy sumamente sociable y cariñoso. Soy de talla mediana chica, ya estoy vacunado, desparasitado y esterilizado. Aparte estoy guapísimo o no?