LOGAN. A mí me abandonaron en un paraje cerca de una carretera en el Municipio de Jilotzingo. Estaba tan desorientado y asustado que no sabía que hacer. Afortunadamente me encontró un ángel y me ayudo. Ya llevo casi un año en esta Asociación y no pierdo la esperanza de encontrar un hogar donde me quieran mucho. Tengo dos años aproximadamente y la verdad soy super lindo, cariñoso, protector, cazador. Me gustan muchísimo los juguetes y las pelotas. Ya estoy vacunado, desparasitado y esterilizado, soy de talla mediana. No soy pitbull, soy de raza única lo que llaman «mestizo» y eso me hace ser uno de los mejores perros del planeta. ¿Te animarías a adoptarme?